Con una rápida prueba para detectar todos los genes asociados a la pérdida de audición se puede identificar de forma más precisa las causas de la discapacidad auditiva infantil.

El cribado de los 34 genes relacionados con la pérdida de audición permite obtener un diagnóstico certero de las causas de la discapacidad auditiva hereditaria en la mitad de los casos. Asimismo, los padres de un niño al que se le diagnostica una pérdida auditiva, tendrán la oportunidad de saber las posibilidades de que futuros hijos puedan heredar esta afección.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado por científicos de la Universidad de Amberes, y publicado en la revista científica American Journal of Medical Genetics.

Seguir leyendo en la fuente original: Hear It